Mazda ha aprovechado el Salón del Automóvil de Tokio para presentar el Mazda MX-30, el primer coche eléctrico de producción de la marca. Un modelo que ha sido desarrollado pensando en conductores que quieren adquirir un vehículo eléctrico sin renunciar al placer de conducción.

El modelo cuenta con unas sorprendentes puertas freestyle, utiliza materiales ecológicos y monta una batería de tamaño adecuado que le proporciona una autonomía de aproximadamente 200 km1, bastante más que los 48 km que un conductor europeo recorre de media al día.2 El Mazda MX-30 supone otro paso muy positivo en el planteamiento de Mazda de ofrecer múltiples soluciones para reducir las emisiones, y sigue la estela del innovador motor Skyactiv-X recientemente lanzado.

 

Un coche con una batería, no una batería con ruedas

Durante la presentación del Mazda MX-30, que llegará a los concesionarios europeos en el segundo semestre de 2020, Yasuhiro Aoyama, Presidente y Consejero Delegado de Mazda Motor Europe, comentó:

“Al igual que con el resto de nuestros productos, los diseñadores e ingenieros tenían objetivos muy claros para nuestro primer vehículo eléctrico. Este debía tener un diseño sobresaliente y ofrecer una conducción excepcional, dos cosas que son parte esencial del ADN de Mazda y que nos distinguen de nuestros competidores. Pero también tenía que hacer una contribución positiva a la reducción de las emisiones a lo largo de todo el ciclo de vida del producto”.

“Junto a las tecnologías de electrificación que estamos introduciendo en nuestra gama, al ser un fabricante relativamente pequeño concentramos nuestros esfuerzos en crear un vehículo eléctrico ideal como segundo coche, en aquellos casos en que su autonomía se adapte a las necesidades de los clientes”.

“Muchos de los periodistas que han tenido ocasión de conducir nuestro coche de prueba han dicho que es uno de los pocos vehículos eléctricos que conocen con las características positivas de un coche normal.  En Mazda, nos comprometemos a ofrecer placer de conducción en todos los modelos que diseñamos, y nuestro vehículo eléctrico no podía ser diferente en ese sentido”.

 

El conductor es el centro

Como cualquier otro modelo de Mazda, el Mazda MX-30 produce sensaciones de naturalidad y buena respuesta al acelerar, en los giros y al frenar, tal y como uno espera en cualquier situación de conducción real.

Para ello, se ha aplicado un enfoque innovador del desarrollo de ingeniería, que se ha concretado en el llamado sistema e-Skyactiv.  Este sistema también integra la batería en la estructura de la carrocería del vehículo de una manera que incrementa la rigidez general y proporciona una respuesta excelente a las acciones del conductor.

Adicionalmente, y dada la importancia del sonido en la percepción del par y la velocidad por parte del conductor, los ingenieros también han dotado al Mazda MX-30 de un sistema electrónico de sonido,  que está sincronizado con el par motor en frecuencia e intensidad de sonido. Esta medida produce menos variaciones en la velocidad del vehículo y una conducción muy estable. Además, este modelo incorpora el sistema G-Vectoring Control (GVC), desarrollado por Mazda, que ha evolucionado para explotar las ventajas del motor eléctrico (electric G-Vectoring Control Plus).

 

Diseño Kodo

El Mazda MX-30 da continuidad al concepto de diseño de Mazda en el que “menos es más” y que se aplica tanto al exterior como al interior de nuestros coches.

El habitáculo produce la sensación de ser un espacio unificado, que fluye desde el extremo del pilar A hasta la sección trasera. El techo posee un color diferenciado y parece enmarcado en los elementos circundantes. Las puertas freestyle —la puerta trasera tiene apertura inversa— aportan al habitáculo una silueta característica y elegante, al tiempo que facilitan el acceso tanto a las plazas delanteras como a las traseras.

En el interior hemos introducido materiales respetuosos con el medio ambiente. Al mismo tiempo, hemos sustituido gran cantidad de piel auténtica por una alternativa “vegana”. Incluso se ha empleado corcho —obtenido de forma respetuosa con el entorno— en la consola flotante central, con el objetivo de ofrecer un espacio de almacenamiento creativo.

 

¿Por qué el nombre?

Mazda ha utilizado el prefijo MX en varios productos diseñados y desarrollados para, en su momento, revolucionar ideas largamente asentadas en la industria del automóvil. Con el MX-5, creamos un deportivo biplaza en un momento en que otras marcas habían dejado de fabricarlos.

Con el Mazda MX-30 hemos creado un vehículo eléctrico que ofrece una experiencia absolutamente novedosa, con un diseño exterior e interior y un comportamiento dinámico extraordinario en línea con nuestra tradición, para que nuestros clientes sigan disfrutando de ese placer al volante legendario de Mazda.

 

Especificaciones

El Mazda MX-30 llegará a los concesionarios en la segunda mitad de 2020.

Tipo de carrocería

SUV

Número de plazas

5 personas

Longitud x anchura x altura totales

4.395 mm × 1.795 mm × 1.570 mm

Distancia entre ejes

2.655 mm

Cadena cinemática

e-SKYACTIV

Suspensión delantera

Tipo MacPherson

Suspensión trasera

Eje torsional

Dirección

Cremallera y piñón

Frenos (delanteros / traseros / control)

Discos ventilados / discos macizos
/ Freno regenerativo cooperativo

Tamaño de neumático

215/55R18

Batería de propulsión

Tipo

Batería de iones de litio

Célula

Prismática

Tensión total

355 V

Potencia eléctrica total (capacidad de la batería)

35,5 kWh

Motor

Tipo

Motor síncrono de corriente alterna

Sistema de refrigeración

Refrigeración por agua

Métodos de carga

Carga CC

Según estándar COMBO

Carga CA

Corriente máxima 6,6 kW

*Las cifras declaradas son valores provisionales

 


[1] Ciclo WLTP europeo

[2] Para este estudio, Ipsos MORI llevó a cabo en nombre de Mazda un muestreo online de una cuota representativa de 12.072 adultos en distintos mercados europeos (Reino Unido, Alemania, Austria, Bélgica, España, Francia, Italia, Noruega, Países Bajos, Polonia, Suecia y Suiza), en marzo de 2019.