Mazda Motor Corporation y Toyota Motor Corporation han establecido su nueva joint-venture bajo el nombre “Mazda Toyota Manufacturing, U.S.A., Inc.” (MTMUS) que producirá vehículos en Huntsville (Alabama) a partir de 2021.

La nueva planta tendrá capacidad de producción de 150.000 unidades de un nuevo modelo SUV que Mazda comercializará en el mercado estadounidense, a las que se añadirán otras 150,000 unidades del Toyota Corolla. La factoría, en la que Toyota y Mazda van a invertir 1.600 millones de dólares a partes iguales, prevé la creación de unos 4.000 puestos de trabajo.

“Queremos que MTMUS se convierta en una planta que desempeñe un papel fundamental en la zona durante muchos años”, ha declarado Masashi Aihara, director ejecutivo de Mazda Motor Corporation y que ocupará el cargo de presidente de MTMUS. “Mediante la combinación de lo mejor de nuestras tecnologías y de nuestras culturas corporativas, Mazda y Toyota no solo producirán coches de alta calidad, sino que crearán una planta de la que sus empleados estarán orgullosos de pertenecer y que contribuirá al desarrollo de la economía y del sector de automoción locales”.

“La nueva planta, la undécima de Toyota en Estados Unidos, no solo refleja nuestro compromiso continuo con este país, sino que también supone un factor clave en la mejora de nuestra competitividad de fabricación en este mercado,” ha afirmado Hironori Kagohashi, director general ejecutivo de Toyota y vicepresidente ejecutivo de MTMUS. “Nos comprometemos a construir una planta altamente competitiva y a producir vehículos con la mayor calidad mediante la unión de la experiencia de ambas marcas en fabricación y reforzar las sinergias de esta joint-venture. Basándonos en esta competitividad, haremos todos los esfuerzos para convertirnos en la mejor planta de la región”, ha añadido.