El Mazda MX-30*, el primer modelo 100% eléctrico de la marca japonesa, ha recibido la calificación máxima de cinco estrellas en las pruebas de seguridad realizadas por Euro NCAP, con una puntuación del 91% en el apartado de protección a ocupantes adultos, la más alta obtenida entre los últimos vehículos testados en 2020.

El Mazda MX-30 ha logrado el máximo de puntos en las pruebas generales de impacto lateral, así como en la pruebas de impacto frontal y lateral con ocupantes infantiles de seis y diez años.

El modelo eléctrico de la marca es el primero de la gama en lograr la máxima calificación bajo los nuevos y más estrictos criterios que Euro NCAP ha puesto en marcha este año. En concreto, protocolo actualizado incluye nuevas pruebas de protección de los ocupantes y protección mejorada tras el accidente, además de promover las últimas tecnologías avanzadas de asistencia al conductor.

El Mazda MX-30 se convierte así en el quinto modelo de la marca de Hiroshima, tras el CX-5 (2017), el Mazda6 (2018), el Mazda3 y el Mazda CX-30 (ambos en 2019), en lograr la calificación global de cinco estrellas.

El Mazda MX-30 ha obtenido unos resultados excelentes en cada una de las cuatro categorías que comprenden las pruebas Euro NCAP: Ocupante adulto - 91%, Ocupante infantil - 87%, Usuarios vulnerables de la carretera (peatones) - 68% y Safety Assist - 73%. La calificación final es el resultado de tres factores clave: la adopción de la Skyactiv-Vehicle Architecture, que implica una carrocería ligera y de alta rigidez que absorbe los impactos; una amplia gama de tecnologías de seguridad avanzadas i-Activsense que ayudan a los conductores a identificar los riesgos potenciales y reducir la probabilidad de daños o lesiones; y un alto nivel de protección a los peatones.

Un elemento de diseño destacado del nuevo SUV eléctrico de Mazda son sus puertas Freestyle, un guiño al deportivo Mazda RX-8 lanzado en 2003. Sin embargo, esta singular apertura de puertas no afecta negativamente a la seguridad. De hecho, el "análisis del elemento deformado tras realizar la prueba de impacto fronto-lateral indica que la estructura del MX-30 no representa un alto riesgo para los ocupantes de un vehículo", señalan los evaluadores de Euro NCAP. ”Tanto en la prueba de barrera lateral, que representa una colisión de otro vehículo, como en el impacto lateral contra un poste, la protección de todas las áreas críticas del cuerpo ha sido buena y el vehículo ha obtenido la máxima puntuación”.

En su afán por luchar por una sociedad futura libre de accidentes, Mazda trabaja continuamente para mejorar los sistemas de seguridad de su gama de modelos bajo la filosofía Mazda Proactive Safety. El comportamiento superior logrado como resultado de la tecnología Skyactiv también contribuye estos excelentes resultados de seguridad obtenidos por el Mazda MX-30, que ofrece una experiencia de conducción muy intuitiva y agradable que se ha convertido en todo un referente entre los vehículos eléctricos. Al hacer que el coche sea más fácil de conducir de una manera segura, los sistemas de seguridad i-Activsense del Mazda MX-30 reducen el riesgo de accidentes sin restar el placer de conducción típico de los modelos Mazda.

Más información sobre las pruebas Euro NCAP pulsando aquí

*Mazda MX-30 e-Skyactiv: consumo de electricidad WLTP (combinado) 19 kWh / 100 km; Emisiones de CO2 WLTP (combinadas) 0 g / km. Modelo homologado de acuerdo con la normativa WLTP (Reglamento (UE) 1151/2017; Reglamento (UE) 2007/715).