Madrid, 22 de junio de 2021. Carlos Baute comienza a colaborar con la marca de automoción japonesa a través de la cesión de su primer modelo eléctrico, el Mazda MX-30, un icono de la movilidad sostenible, el diseño distintivo y la conducción segura. El cantante valora el atractivo de este coche urbano, 100% eléctrico, con un diseño innovador acorde a su personalidad, una conducción dinámica y un planteamiento sostenible 360º que parte de su misma fabricación.
 
A Carlos siempre le ha preocupado el respeto por el medio ambiente y el mundo que dejará a sus hijos, por eso valora especialmente el concepto sostenible 360º del Mazda MX-30, ya que no solo cuenta con cero emisiones, sino que también equipa unas baterías ligeras idóneas para la ciudad, minimizando así su huella medioambiental durante todo su ciclo de vida: desde la fabricación del vehículo hasta el uso del mismo. El famoso músico también destacada la conducción dinámica del Mazda MX-30, que gracias a su ligereza, la disposición de su batería y su tecnología aplicada a la conducción, logra transmitir las inigualables sensaciones al volante propias de un Mazda.
 
El diseño de las puertas freestyle de este SUV urbano también ha sorprendido al compositor, ya que su gran ángulo de apertura inversa le otorgan un aspecto sorprendente y son perfectas para la rutina en familia, algo que Carlos valora por encima de todo. Además, en su interior se encuentran materiales reciclables de alta calidad como un tejido generado a partir de botellas PET o corcho natural, un guiño a los orígenes de Mazda, una consola flotante y una gran sensación de “espacio abierto”. Todo ello bajo la filosofía de diseño de Mazda, denominada Kodo, “Alma del movimiento”.
 
 
 
 
El Mazda MX-30 también incorpora las últimas tecnologías de seguridad y conectividad, algo fundamental para sobrellevar el ajetreado día a día de Carlos. Desde la detección de peatones y vehículos a la frenada automática de emergencia o la asistencia contra el cambio de carril involuntario. Todos estos sistemas se suman a una estructura reforzada y ligera que sitúa las baterías en la base del vehículo, logrando mantener así la genuina conducción de Mazda: dinámica e intuitiva. Además, el sistema de infoentretenimiento permite conectarse con el coche a distancia a través de MyMazda app, pudiendo ver la autonomía, climatizarlo o preparar la ruta en el GPS desde casa, entre otras utilidades. Gracias al acuerdo con Iberdrola, Mazda regala a los clientes del Mazda MX-30 un punto de recarga en el hogar y, además, podrán beneficiarse de la solución Plan Vehículo Eléctrico de Iberdrola con costes muy competitivos.
 

Carlos Baute comienza a colaborar con la marca de automoción japonesa a través de la cesión de su primer modelo eléctrico, el Mazda MX-30, un icono de la movilidad sostenible, el diseño distintivo y la conducción segura. El cantante valora el atractivo de este coche urbano, 100% eléctrico, con un diseño innovador acorde a su personalidad, una conducción dinámica y un planteamiento sostenible 360º que parte de su misma fabricación.

A Carlos siempre le ha preocupado el respeto por el medio ambiente y el mundo que dejará a sus hijos, por eso valora especialmente el concepto sostenible 360º del Mazda MX-30, ya que no solo cuenta con cero emisiones, sino que también equipa unas baterías ligeras idóneas para la ciudad, minimizando así su huella medioambiental durante todo su ciclo de vida: desde la fabricación del vehículo hasta el uso del mismo. El famoso músico también destacada la conducción dinámica del Mazda MX-30, que gracias a su ligereza, la disposición de su batería y su tecnología aplicada a la conducción, logra transmitir las inigualables sensaciones al volante propias de un Mazda.

El diseño de las puertas freestyle de este SUV urbano también ha sorprendido al compositor, ya que su gran ángulo de apertura inversa le otorgan un aspecto sorprendente y son perfectas para la rutina en familia, algo que Carlos valora por encima de todo. Además, en su interior se encuentran materiales reciclables de alta calidad como un tejido generado a partir de botellas PET o corcho natural, un guiño a los orígenes de Mazda, una consola flotante y una gran sensación de “espacio abierto”. Todo ello bajo la filosofía de diseño de Mazda, denominada Kodo, “Alma del movimiento”.

El Mazda MX-30 también incorpora las últimas tecnologías de seguridad y conectividad, algo fundamental para sobrellevar el ajetreado día a día de Carlos. Desde la detección de peatones y vehículos a la frenada automática de emergencia o la asistencia contra el cambio de carril involuntario. Todos estos sistemas se suman a una estructura reforzada y ligera que sitúa las baterías en la base del vehículo, logrando mantener así la genuina conducción de Mazda: dinámica e intuitiva. Además, el sistema de infoentretenimiento permite conectarse con el coche a distancia a través de MyMazda app, pudiendo ver la autonomía, climatizarlo o preparar la ruta en el GPS desde casa, entre otras utilidades. Gracias al acuerdo con Iberdrola, Mazda regala a los clientes del Mazda MX-30 un punto de recarga en el hogar y, además, podrán beneficiarse de la solución Plan Vehículo Eléctrico de Iberdrola con costes muy competitivos.