Durante todo el primer semestre de 2014, Mazda ha seguido elevando sus cifras de ventas en el mercado europeo de automóviles, consolidando su posición como el fabricante de vehículos de producción en serie de mayor crecimiento en la región. Este fabricante japonés, que se caracteriza por su tendencia a desafiar lo convencional, ha conseguido incrementar sus ventas de turismos en un 23% interanual, en el periodo de enero a junio, muy por delante del crecimiento general del sector, que avanza un 6,2%. Con unas ventas de 92.430 unidades, Mazda alcanzó una cuota de mercado del 1,3%, ganando con ello una décima con respecto a 2013