Mazda Automóviles España ha anunciado un crecimiento superior al 30 por ciento para el año 2014. La filial española ha cerrado el año 2013 con unas ventas de 5.800 unidades, lo que supone un incremento de un 32 por ciento con respecto al año 2012, a pesar de que el mercado automovilístico español apenas aumentó un 3 por ciento.